.

.

viernes, 24 de abril de 2015

Contando 53 semanas. 17/53




SOLEDAD

Es una tarde de invierno fría y destemplada, igualmente decido salir a caminar, llego al parque, no hay gente, ni niños, lo juegos detenidos, la calesita en silencio.
Te evoco, te presiento, de pronto siento que toman mi brazo, el frío se hace intenso y es cuando comprendo, no eras tu, era la soledad que me venía siguiendo, que se adueño de tu recuerdo,
Sonríe, me dice al oído: Soy yo tu fiel compañera, quédate conmigo, él era mentira.
La sigo, la noche esta plena, en mi hogar enciendo los leños de la chimenea, la invitó a mi mesa, entrando a su mundo comienzo a entenderla, será una parte de mi vida 







13 comentarios:

  1. Marta, me ha encantado la forma de aceptar la soledad con serenidad, sentándola tu lado junto al fuego, como amiga íntima con la que recordar vivencias.
    Es un escrito muy emotivo que trasmite muy bien ese sentimiento de estar solo y asumirlo con naturalidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fanny por leerme y comentarme, un placer tu visita en mi perfil.
      Un beso Marta

      Eliminar
  2. A veces la soledad es buena compañera, cuando se acepta y se elige. Hermosa prosa poética. Besos

    ResponderEliminar
  3. Marta, muy bueno y rotundo tu escrito, amiga...Cuando aceptamos y entendemos la soledad, ella nos acuna y nos abraza, nos da lo mejor de si misma y nos sentimos plenos y llenos de vida...Todo depende de nuestra actitud y nuestro sentimiento.
    Mi felicitación y mi abrazo grande, amiga.
    Feliz fin de semana, Marta.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ma.Jesús Muñoz, muchas gracias por tu lectura y comentario, un placer tu visita en mi perfil.
      Saludos e igualmente el mismo fin de semana para ti.
      Un beso
      Marta

      Eliminar
  4. Se detiene el tiempo y la soledad acompaña, aceptarla es un acierto. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Ester un placer tu visita en mi comentario con tu lectura, muchas gracias,
    Abrazos
    Marta

    ResponderEliminar
  6. A veces la soledad es la mejor compañera, me ha gustado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. llesin muchas por visitar mi blog, tu lectura y comentario un placer.
    Un beso .
    Marta

    ResponderEliminar
  8. Magnifico texto, es sobrecogedor. La soledad tambien tiene su lado tierno y cautivador cuando mas la nesecitamos. Fue un placer leerte.
    Saludos
    (disculpa la falta de tildes y acentos mi teclado no los tiene)

    ResponderEliminar
  9. Yessy, un placer tu visita en ,mi presentación con tu lectura y comentario, muchas gracias.
    Un beso Marta

    ResponderEliminar
  10. A veces la soledad, se termina por convertir en una compañera inseparable. Si se puede disfrutar de ella y con ella, mucho mejor.
    Besos y grato leerte Marta.
    Gaby*

    ResponderEliminar